lunes, 6 de diciembre de 2010

La constitución española de 1978

Cada 6 de diciembre se celebra en España el día de la Constitución, aprobada por la mayoría de los españoles en 1978. Con la promulgación de la Constitución terminó la Transición Española, consecuencia de la muerte de Franco en 1975. Con ella se pasó del régimen franquista a la Monarquía Parlamentaria.

Aquí os dejo algunos textos sacados de la Constitución Española.

Constitución Española
Aprobada por las Cortes En Sesiones Plenarias del Congreso de los  Diputados y del Senado celebradas el 31 de Octubre de 1978.
Ratificada por el Pueblo Español en Referéndum de 6 de Diciembre de 1978.
Sancionada por S.M. El Rey ante las Cortes el 27 de Diciembre de 1978.

Artículo 1:  La soberanía reside en el pueblo
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. 
2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del  Estado.
3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.

Artículo 3: El castellano y las demás lenguas españolas
1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. 
2. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.
3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección. 

Artículo 14: Igualdad ante la ley
Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Artículo 15: Derecho a la vida
Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra. 


Para leer todo el texto, pincha aquí.